Asuntos familiares. Problemas con los niños. Adulterio. Espiando a su marido. Elegir una agencia de detectives.